LUCAS BRYAN Uncategorized ¿Cómo el reciclaje reduce la contaminación?

¿Cómo el reciclaje reduce la contaminación?

El reciclaje reduce la contaminación al reducir la cantidad de residuos que se acumulan en los vertederos y el desorden que ensucia las calles, parques, carreteras, ríos y lagos. El material de desecho sólido que termina en los vertederos causa contaminación del aire en forma de emisiones de gas metano. Reciclar más residuos reduce la cantidad de metano que se escapa en el aire. El reciclaje también reduce la producción de recursos vírgenes cuyo proceso contribuye a la contaminación.

La contaminación puede afectar profundamente el aire, el agua y el suelo, lo que puede resultar en calentamiento global, tierras infértiles y degradación ambiental. Además, la contaminación ambiental puede causar varias complicaciones de salud, como enfermedades respiratorias, problemas cardíacos y cáncer.

Salud humana
La contaminación del aire reduce la calidad del aire debido a la introducción de partículas dañinas en la atmósfera. La exposición prolongada a ese aire contaminado puede causar dolores en el pecho, inflamación de la garganta, enfermedades cardiovasculares y problemas respiratorios.

La exposición de los seres humanos al agua contaminada puede provocar irritación y erupciones en la piel. Además, el agua contaminada puede contener sustancias químicas nocivas, como el mercurio y el plomo, que tienen profundos efectos a largo plazo en la salud humana.

Además, la contaminación acústica tiene graves efectos en la salud tanto de los seres humanos como de los animales. La exposición prolongada a altos niveles de ruido puede causar pérdida de audición, estrés o incluso alteración del sueño.

Calentamiento global
La atmósfera contiene un delicado equilibrio de gases responsables de atrapar la energía térmica que estabiliza las temperaturas de la Tierra. Sin embargo, la liberación de gases de efecto invernadero de industrias, vehículos motorizados y cultivos da como resultado la acumulación de tales gases en la atmósfera. Estos gases atrapan más energía térmica, lo que conduce a un aumento global de las temperaturas.

Un aumento en las temperaturas globales tiene varios efectos negativos, como el derretimiento de los casquetes polares, un aumento en los niveles del mar y la alteración de los patrones climáticos. Tales cambios conducen al cambio climático y afectan los medios de vida normales de los seres humanos.

Agotamiento de la capa de ozono
La capa de ozono es una sección en la atmósfera superior que contiene gas ozono. Esta capa protege a la Tierra de la radiación ultravioleta (UV) dañina del sol. La liberación de sustancias químicas que agotan el ozono, como los halones y los clorofluorocarbonos, diluye la capa de ozono y, por lo tanto, expone a los seres humanos a los dañinos rayos UV. La exposición a los rayos UV puede causar cáncer de piel y otras enfermedades relacionadas en los seres humanos.

Degradación ambiental
La contaminación del aire conduce a la introducción de gases tóxicos, como el dióxido de azufre y el óxido de nitrógeno, a la atmósfera. Estos gases resultan en la formación de lluvia ácida. La lluvia ácida tiene efectos devastadores en las plantas, los animales y la fauna marina. Además, la contaminación del aire puede conducir a la formación de smog. El smog reduce la penetración de la luz solar en la superficie del suelo, lo que limita la fotosíntesis de la planta.

Además, la contaminación del agua a través de derrames de petróleo y la eliminación inadecuada de los desechos industriales puede llevar a la pérdida de la vida silvestre marina. Esto tiene serias consecuencias sobre el equilibrio natural del ecosistema marino.

Tierras infértiles
La eliminación inadecuada de residuos puede hacer que la tierra sea inadecuada para uso agrícola. La deposición de desechos químicos en vertederos y vertederos abiertos da como resultado la infertilidad del suelo. Además, el uso constante de pesticidas y herbicidas agrícolas no solo afecta la estructura del suelo sino que también conduce a la pérdida de fertilidad del suelo. Las plantas que crecen en suelos contaminados no son aptas para el consumo humano, ya que las toxinas en el suelo pueden llegar a la cadena alimentaria, por lo que pueden causar daños a los seres humanos.

Los desechos radiactivos de las centrales nucleares pueden hacer que un área determinada no sea apta para la vivienda y la agricultura. Estos desechos radiactivos son peligrosos tanto para la vida vegetal como animal, por lo tanto, las tierras con tales desechos no pueden utilizarse económicamente.

Cuando los productos como el vidrio, el papel, el plástico, la madera y los metales se desechan y se dejan pudrir en un vertedero, su presencia provoca un aumento de la contaminación. Del mismo modo, la basura que es arrojada al suelo por peatones y automovilistas aumenta la contaminación. Esa basura se dispersa y se convierte en una amenaza para la vista y para el medio ambiente.

Recuperar las calles, los parques, las autopistas y los canales de la ciudad de la contaminación generada por la basura y los escombros es una prioridad importante para la mayoría de las ciudades de los Estados Unidos. La contaminación debe controlarse constantemente para que no se salga de control y se vuelva demasiado destructiva para el medio ambiente. Cuando las personas son descuidadas con la basura, su comportamiento puede arruinar la tierra y las vías fluviales importantes.